La concejala de esta formación, Gloria Martín, reclama al Ayuntamiento y al Gobierno regional que presionen para que se establezcan "cupos o subastas tecnológicamente específicas" que apoyen a los 2.000 vecinos que generan energía solar en el municipio y evite el descalabro de la planta 'Lorca Solar' que el PP vinculó a la creación de 3.000 puestos de trabajo
09.05.17. La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha lamentado la nula implicación del Ayuntamiento de Lorca para disuadir al Ejecutivo de Rajoy de su empeño de diseñar una subasta de renovables que atiende, únicamente, al "precio ofertado más bajo". En la práctica, esto se traduce en la "expulsión" de la puja de los productores de energía solar y biomasa, que no pueden competir con la energía eólica, que carece de límite horario para su funcionamiento.
La subasta, por la que se licitarán incentivos para una potencia de hasta 3.000 megavatios (MW) y que se celebrará el próximo mes de junio, perjudicará a las empresas de energía fotovoltaica, energía termosolar y biomasa radicadas en Lorca, municipio que no cuenta con ningún parque eólico.
Martín recordó que, en Lorca, la medida del Gobierno marginará a 2.000 pequeños productores de energía solar ya que, además, el Ejecutivo de Rajoy ha "triplicado" los avales financieros a presentar, "lo que beneficia al monopolio de las grandes eléctricas, que gozan de un importante músculo financiero".
La edil de IU-Verdes explicó que esta medida también pone en peligro 'Lorca Solar', la central fotovoltaica que el grupo empresarial Andaltia promueve en las Tierras Altas de Lorca. "Nos preocupa porque el PP vinculó a este proyecto, atascado desde hace una década, la creación de 3.000 puestos de trabajo", dijo Martín.
Por todo ello, la edil de IU-Verdes ha exigido que tanto el Consistorio como el Gobierno autonómico de Fernando López Miras (que ni siquiera ha establecido en su organigrama una consejería de Industria o de Energía), reclamen "cupos" o la celebración de subastas "tecnológicamente específicas", tal y como hacen Alemania, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Portugal o el Reino Unido.
En ese sentido, la concejala de IU-Verdes pide a las administraciones municipal y autonómica que demanden la adopción de mecanismos que garanticen el principio de "neutralidad tecnológica" establecido por el propio Ministerio de Industria, de manera que se permita a las distintas tecnologías renovables competir "en igualdad de condiciones". "No tiene sentido que en una de las regiones con más horas de insolación en España, los poderes públicos no apuesten por una energía barata, inagotable y radicalmente más democrática", se lamentó Martín. Al respecto, criticó la falta de ayudas públicas para desarrollar un sector innovador que proporciona "una energía limpia que nos hace independientes de los combustibles fósiles y aporta soluciones a la pobreza energética, al paro, a la falta de agua, al déficit tecnológico, a la despoblación del medio rural o a los efectos del cambio climático". Muy al contrario, explicó la edil, "el PP prefiere seguir abandonado a su suerte a la energía solar mientras legisla en favor del lobby de las grandes eléctricas y plantea herramientas, como esta subasta, para beneficiarlo en exclusiva".
En la misma línea, recordó que, tras el dictamen de la Corte de Arbitraje del Banco Mundial, España tendrá que pagar 128 millones de euros por los recortes a la retribución de las energías renovables, incluidos en la reforma eléctrica de 2013. Se trata del primer laudo arbitral internacional que pierde el Gobierno de España, "empeñado en atacar a las renovables mediante continuos recortes en vez de favorecer su pleno desarrollo y convertirnos en un país puntero en ese sector", concluyó Martín.
 
buy Dapoxetine