Gloria Martín anunció que sigue existiendo “buena disposición para dialogar” entre las partes en conflicto por lo que pidió al alcalde del PP, Fulgencio Gil, “valentía y sensatez” para reactivar la mesa de trabajo e incluso incorporar “un mediador independiente especializado” que ayude a los intervinientes a llegar a acuerdos

24.05.18 La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha exigido al equipo de Gobierno Local del PP en Lorca el cumplimiento del acuerdo de Pleno sobre la reactivación de la mesa para la conciliación de la huerta, que permanece sin actividad desde hace 16 meses.

Para Martín, la responsabilidad del Ayuntamiento es propiciar acuerdos compatibilizar los usos residenciales y ganaderos del suelo en el municipio para lo que el Alcalde “debe tomar la iniciativa” y “dar prioridad” a esta cuestión en su agenda política.

La edil de IU-Verdes recordó que en enero de 2017 su formación política consiguió, “sin ningún apoyo del PP”, sentar en la misma mesa a representantes de la plataforma ‘Stop cebaderos juntos a las casas’ y de la Asociación de Empresarios de Ganadería (ACEGA). “Hicimos posible que se diera el primer paso en aquel momento pero, desgraciadamente, hubo nula receptividad por parte del PP, que mantuvo una actitud de boicoteo a aquel encuentro”, explicó Martín.

En ese sentido, anunció que sigue existiendo “buena disposición para dialogar” entre las partes en conflicto por lo que pidió al alcalde del PP, Fulgencio Gil, “valentía y sensatez” para reactivar la mesa de trabajo e incluso incorporar “un mediador independiente especializado” que ayude a los intervinientes a llegar a acuerdos.

Izquierda Unida-Verdes propone poner fecha “ya” a la convocatoria de la mesa con el fin de ofrecer soluciones a vecinos y ganaderos de Tercia, Campillo, La Hoya o Pozo Higuera-La Campana, y para abordar un modelo de ordenación del territorio “consensuado”. “Nuestro interés –dijo Martín– es que en Lorca sea posible compatibilizar la protección de los derechos constitucionales de los ciudadanos a la salud y a un medio ambiente adecuado con la seguridad jurídica para el sector ganadero”.

Martín ha dicho estar convencida de que vecinos y ganaderos son capaces de llegar a entendimientos y de construir, de manera conjunta y participativa, un modelo de ciudad donde la convivencia pacífica y armonizada sea posible. Pero ello pasa por la implicación del gobierno municipal “que no puede seguir mirando para otro lado” e incumplir los acuerdos que adopta el máximo órgano de representación política de los lorquinos. “Si no tienen problemas para contar con Ceclor o Cámara de Comercio y hacerles partícipes de la mesa del soterramiento o de la puesta en marcha de IFELOR, por ejemplo, no entendemos por qué se muestran incapaces de dar participación a la gente corriente que tiene todo el derecho a participar en los asuntos que les conciernen”, expresó Martín.

Por ello, Martín pidió a Gil que descienda “al mundo real” y recuerde que más allá de que mantenga buenas relaciones con los representantes del empresariado local, “también se debe a los ciudadanos de a pie” que contribuyen con sus impuestos al mantenimiento del municipio.

 
buy Dapoxetine