Gloria Martín exige que la próxima convocatoria de este órgano no se circunscriba únicamente a las ayudas para el alquiler, como pretende el Delegado del Gobierno, sino que aborde todos los flecos pendientes de los terremotos

05.02.19.- La concejala de Izquierda Unida Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, Gloria Martín, ha lamentado que el Delegado del Gobierno de la Región de Murcia, Diego Conesa, quiera circunscribir la próxima reunión de la Comisión Mixta, exclusivamente, a hablar de “las ayudas para el alquiler”, cuando “hay muchos otros asuntos que poner encima de la mesa”.

 

Martín exigió a los representantes de PP y PSOE que dejen de utilizar la Comisión Mixta como “campo de batalla” para su pugna electoral y que la conviertan en un “instrumento útil” para cerrar los “flecos pendientes” de los terremotos.

La edil de IU-Verdes aseguró que los afectados por la devolución de las ayudas están esperando “como agua de mayo” la convocatoria de la Comisión Mixta “que aún no se ha dignado a tratar su problemática”. En ese sentido, recordó que este órgano, en el que están representados el Estado, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento, es el responsable “de la valoración, determinación y cuantía de las ayudas concedidas” y que Izquierda Unida ha pedido formalmente la revisión de medio centenar de expedientes afectados por circunstancias especiales que deben ser tratados en este encuentro. “Llevamos casi dos años de lucha y en todo este tiempo la Comisión Mixta no ha reabierto para su estudio ni un solo expediente”, denunció Martín, quien exigió que sus integrantes “vengan a Lorca a trabajar en vez de para hacerse una foto o tirarse los trastos a la cabeza”.

Martín ha expresado que la Comisión Mixta es también el órgano adecuado para realizar otras propuestas que pongan fin a situaciones que están teniendo consecuencias económicas “terribles” para las familias afectadas, como el pago de intereses de demora a beneficio del Estado. “El Gobierno de España es corresponsable de estas ayudas y será quien se apropie de unos intereses de demora abusivos”, dijo Martín. “Sabemos que es un tema incómodo para Conesa pero ahora tiene la oportunidad de demostrar si verdaderamente prima su preocupación por acabar con esta injusticia o, por el contrario, su único afán es encubrir la inacción de su Gobierno en este asunto”. Al respecto Martín le ha pedido “que se ponga en la piel” de las personas que devolvieron las ayudas hace años y que ahora están con las nóminas y las pensiones embargadas por los intereses de una demora que no han generado los vecinos sino las Administraciones”.

La concejala de IU también pidió que, en el marco de la Comisión, los representantes de la Consejería de Fomento den cuenta del informe de la Dirección de los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma de Murcia acerca del cómputo del plazo de prescripción del derecho de la Administración a exigir el reintegro de subvenciones, “tal y como se comprometieron”.

Por último, Martín valoró positivamente la propuesta del Delegado del Gobierno de que el Alcalde, Fulgencio Gil, invite a un representante de cada grupo municipal como observador, pero se mostró partidaria de que la reunión tenga lugar en Lorca porque los afectados tienen intención de concentrarse esa mañana a las puertas del Ayuntamiento y “es más fácil que se desplacen los políticos, que les sale gratis, que obligar a todo el colectivo vecinal a viajar hasta Murcia”.

Más celeridad en la tramitación de las memorias justificativas

Gloria Martín aprovechó su comparecencia para pedir más “celeridad” en la tramitación de las cuentas justificativas simplificadas que permitirán a los afectados demostrar que emplearon las ayudas en la reparación de sus viviendas, paso previo para el cierre de los expedientes.

“El trabajo comenzó a buen ritmo pero venimos observando fallos de coordinación en los últimos días, por lo que creemos que podría no estarse cumpliendo el objetivo de cursar en torno a un centenar de documentos por semana”. En ese sentido pidió “que mejore la organización” para evitar que se llame por teléfono a los vecinos urgiéndoles a que en cinco minutos se presenten en la oficina del terremoto”. “No tratamos con autómatas sino con personas que tienen obligaciones laborales y familiares, en muchos casos mayores y con limitaciones de movilidad, y que además se sienten ya muy vapuleadas, por lo que merecen ser tratadas con sensibilidad”. “Si alguien no se siente capacitado para atender al público, que pida un traslado de servicio, pero los vecinos no merecen salir llorando de una dependencia municipal”, concluyó.

 
buy Dapoxetine